Informe del CITMA a la ANPP

MINISTERIO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE

INFORME A LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR

JULIO 2016

 

Introducción

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, creado en 1994, es el organismo que además de las actividades de la ciencia, la tecnología, y medio ambiente, enunciados en su nombre, atiende otras actividades con características transversales y alta complejidad con alcance en toda la economía y la sociedad, como es la normalización, metrología y calidad junto a la inocuidad de los alimentos; el sistema nacional de la propiedad industrial y el sistema nacional de documentación y archivos.

Además, es preciso esclarecer que estas funciones son de naturaleza estatal y al respecto el CITMA cumple con el rol de regulación y control del cumplimiento de las políticas y disposiciones establecidas en cada campo en nombre del Estado. La gestión y ejecución de lo dispuesto es una responsabilidad de todos los actores en la economía y de la sociedad en general.

El CITMA cuenta además con Delegaciones Territoriales, en la Isla de la Juventud y todas provincias, con la excepción de Artemisa y Mayabeque, donde existe una Dirección de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente dentro del Consejo de la Administración Provincial. Actualmente a nivel municipal un especialista del CITMA tiene a su cargo la representación del organismo.

En el contenido de este documento pretendemos trasmitir una breve descripción de los principales problemas y dificultades actuales que más inciden en la población relacionados con el medio ambiente, la metrología y la inocuidad de los alimentos; así como las acciones que se ejecutan para el avance gradual en la solución y adaptación a ellos, según corresponda.

 

  1. MEDIO AMBIENTE – CAMBIO CLIMÁTICO

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) tiene como función principal -en la esfera del medio ambiente- proponer, dirigir y controlar la ejecución de la política encaminada a garantizar la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales. En el año 1997 se aprueba  la Ley 81 ”Del Medio Ambiente”, actualmente vigente, así como la Estrategia Ambiental Nacional, que hoy se implementa en su cuarto ciclo.

Para el trabajo ambiental a nivel nacional, el CITMA cuenta con tres estructuras fundamentales:

  • Dirección de Medio Ambiente, responsable de proponer y controlar la Política Ambiental.
  • Agencia de Medio Ambiente, que integra el trabajo de diversos institutos de investigación, así como los servicios ambientales.
  • Oficina Regulatoria, que tiene a su cargo el otorgamiento de permisos y autorizaciones (a los nuevos proyectos, obras o actividades que se prevean ejecutar) y la realización de la inspección ambiental estatal.

El sistema de atención al medio ambiente y los recursos naturales en el país también lo integran otros Organismos de la Administración Central del Estado, órganos estatales y Órganos Locales del Poder Popular (OLPP), lo cual queda refrendado en  la Ley 81. Por ejemplo tienen competencias rectoras en el uso, administración y control de algunos  recursos naturales:

  • El Ministerio de la Agricultura, respecto a la tierra, los recursos forestales y la flora y la fauna silvestre, así como en materia de medicina veterinaria y sanidad vegetal.
  • El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos tiene competencia sobre todos los recursos hídricos, tanto subterráneos como superficiales.
  • El Ministerio de la Industria Alimentaria tiene competencia sobre los recursos pesqueros y marinos.
  • El Ministerio de Energía y Minas tiene competencia sobre los recursos minerales y el petróleo, siendo el organismo rector de la política energética.
  • El Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el CITMA, en lo que a cada cual compete, dictan o proponen, según proceda, las medidas encaminadas al establecimiento de normas relativas a los niveles permisibles de sonido y ruido, a fin de regular sus efectos sobre el medio ambiente, así como la realización de estudios e investigaciones sobre el tema, entre otras.
  • Los OLPP en sus instancias respectivas deben dirigir, coordinar y controlar las acciones en materia de protección del medio ambiente en los asentamientos humanos, en particular lo relacionado con los servicios comunales, el tránsito de vehículos y transporte local, así como la creación y mantenimiento de áreas verdes, entre otras.

 

1.1 Situación de la contaminación ambiental actual.

Durante los últimos años se ha ido alcanzado resultados en múltiples espacios de la política y la gestión ambiental a nivel nacional. Sin embargo  existen temas que están demandando de una atención prioritaria. En materia de contaminación reviste particular interés el vertimiento de residuales y emisiones sin tratar o deficientemente tratadas a los cuerpos de agua y a la atmósfera; así como problemas con el manejo de los desechos peligrosos y los productos químicos tóxicos, entre otros.

En esta problemática influyen factores objetivos acumulados durante muchos años (obsolescencia tecnológica, carencia de sistemas de tratamiento de emisiones y de capacidades de monitoreo, carencia o insuficiencias de alcantarillado, etc.). También inciden factores subjetivos tales como: el desconocimiento de lo que establecen las regulaciones y normas técnicas, la falta de responsabilidad, insuficiente mantenimiento de los sistemas de tratamiento de emisiones, entre otros.

El vertimiento de residuales a los cuerpos de agua, sin cumplir las normas, provoca la contaminación hídrica, vía fundamental de transmisión de enfermedades como el cólera, entre otras; a la vez que limita el acceso de la población a estas fuentes de agua contaminadas. La existencia  de fosas mal diseñadas y construidas para disponer los residuales domésticos es otra importante causa de la contaminación de las aguas subterráneas y además provoca afectaciones a la población cuando se desbordan.

Lo antes explicado, se complejiza cuando se producen inundaciones por lluvias o penetraciones del mar y estas aguas contaminadas afectan, en muchos casos, las cisternas de abasto de agua y las  viviendas.

El desarrollo de la actividad porcina por convenio con particulares, es otro factor que tributa a la contaminación de las aguas, debido a que la mayoría de estos convenios cuentan con sistemas de tratamiento rústicos e insuficientes, además cuando se microlocalizan inadecuadamente afectan a los vecinos con vectores y malos olores.

Se han comenzado a presentar problemas con el mal manejo de los productos químicos y los desechos peligrosos. Ejemplo de esto son algunos casos de afectación a la salud por plomo y la contaminación por metales pesados en presas. Los desechos peligrosos que no son manejados de forma adecuada, terminan afectando los cuerpos de agua.

El mal manejo de los residuos sólidos urbanos, especialmente en las grandes ciudades, constituye otro problema sanitario y causa de contaminación de los cuerpos de agua por arrastre de estos desechos con las lluvias. Adicionalmente la carencia de rellenos sanitarios y la existencia en su lugar de vertederos a cielo abierto afecta a la población, especialmente cuando se producen incendios por cualquier naturaleza.

La contaminación atmosférica, de conjunto con la sonora, son las principales causas de las quejas ambientales actuales. En el primer caso, provocada principalmente por las violaciones en materia de ordenamiento territorial y la construcción de viviendas en el radio de protección sanitaria de las industrias, que además cuentan con tecnologías obsoletas y por tanto son grandes emisores de contaminantes. También han existido instalaciones, que se construyeron desconociendo los mencionados radios de protección y provocan además de contaminación atmosférica la sonora. Otra causa de la contaminación atmosférica es el desarrollo de actividades del trabajo por cuenta propia en lugares no adecuados, como por ejemplo los fundidores, los que elaboran artículos de plásticos, los molineros, entre otras.

En la contaminación sonora tiene una incidencia elevada la indisciplina social de la población en sus viviendas, autos, bici taxis, etc. y la que ocurre, por la falta de exigencia de las administraciones y sus niveles superiores de dirección en algunas instalaciones recreativas. También están incidiendo en esta problemática algunas actividades del trabajo por cuenta propia como por ejemplo los chapistas, los carpinteros, los poncheros, etc.

 

1.2 Acciones que se ejecutan.

Para enfrentar la problemática antes descrita, se han comenzado a realizar acciones, dirigidas en primer lugar a integrar el trabajo de los diferentes organismos con competencias rectoras en estos problemas ambientales.

Mediante el Decreto Presidencial No. 4, del 11 de diciembre de 2012, se creó la Comisión Higiénico Sanitaria y Calidad Ambiental. Esta Comisión, en abril del 2013, elaboró el “Diagnóstico de los principales efectos contaminantes que influyen sobre la salud humana”, el que permitió identificar como problema a atender con prioridad los focos contaminantes que impactan las fuentes de abasto de agua. Ante la magnitud del problema, se decidió establecer un nivel de prioridades, conformándose, en el año 2013, el Programa de Erradicación de Fuentes Contaminantes que afectan fuentes de abasto de la población. Adicionalmente, en el mismo año, se inició otro Programa de Enfrentamiento a la Contaminación de las Bahías de interés nacional.

La marcha de los dos programas se evalúa mensualmente y mediante la inspección ambiental se verifica si las inversiones ejecutadas solucionaron el problema, el cumplimiento de los planes de acción para mitigar la contaminación y la responsabilidad de las direcciones de las entidades con el seguimiento de estas dificultades y las acciones para su solución.

Desde septiembre del 2015 se han visitado las 15 provincias del país, por los dos Grupos de Trabajo creados por la mencionada Comisión e integrados por los organismos rectores: CITMA, INRH y MINSAP, entre otros participantes.

Como parte de las indicaciones de la Comisión Higiénico Sanitaria y Calidad Ambiental, recientemente se dio la tarea al CITMA de coordinar un sistema de trabajo con el MINSAP, MININT, MINJUS, MTSS, IPF, ICRT y organizaciones políticas y de masas, para fortalecer el enfrentamiento, que ya se realiza a la contaminación sonora.

 

1.3 Enfrentamiento al cambio climático. Cambios advertidos en las condiciones climáticas del país.

El clima en Cuba es hoy más cálido y extremo. Desde mediados del siglo pasado la temperatura promedio anual ha aumentado en 0.9 grados. Se ha registrado el ascenso del nivel del mar, como promedio, en los últimos cuarenta años, según mediciones en varios puntos del archipiélago.

Se ha observado variabilidad en la actividad ciclónica y en la actualidad estamos en una etapa activa. Desde el 2001 y hasta la fecha, 8 huracanes intensos han afectado a Cuba, hecho sin precedentes en la historia.

El régimen de lluvias está cambiando. En las últimas décadas las precipitaciones durante el período seco han aumentado. La frecuencia y extensión de las sequías se ha incrementado significativamente desde 1960; con daños mayores en la región oriental.

Se han observado variaciones en la disponibilidad de agua y se estima una disminución del potencial hídrico. Otras afectaciones se han estado observando, o midiendo, en los sectores de la agricultura y la salud humana, así como en la biodiversidad.

En el caso del nivel medio del mar, las proyecciones futuras indican ascensos que implicarían una disminución lenta de la superficie emergida del país y la salinización paulatina de los acuíferos subterráneos, por el avance de la llamada “cuña salina”. Los estudios indican la posibilidad de que queden sumergidas porciones de las zonas más bajas de la superficie terrestre para el 2050, con potenciales afectaciones a los asentamientos humanos costeros.

La sobreelevación del nivel del mar debido a los huracanes intensos y otros eventos meteorológicos extremos, continuará representando el principal peligro del cambio climático para el archipiélago cubano por las inundaciones costeras y la destrucción del patrimonio natural y construido cercano a la costa. Lo anterior implicará afectaciones sensibles, si no se toman medidas de adaptación[1].

Los impactos que ya hoy se hacen sentir, asociados a la variabilidad climática y la vulnerabilidad del país, implican una carga económica de grandes dimensiones para Cuba. Las pérdidas por 16 huracanes desde 1998 al 2008 se cifraron en 20 mil 564 millones de dólares, sin incluir las cuantiosas afectaciones ocasionadas por la sequía.

Por todo ello, el cambio climático viene agravando y agravará en el futuro los problemas ambientales[2] acumulados en la nación, convirtiéndose paulatinamente en un factor determinante del desarrollo sostenible.

 

1.4 Acciones de enfrentamiento.

En respuesta a estos problemas, la ciencia cubana ha desarrollado, desde 1991, los estudios que demuestran los cambios del clima en Cuba, sus impactos y vulnerabilidades. Desde esa fecha se llevan a cabo importantes proyectos relacionados con el cambio climático y su evaluación a niveles global, nacional y local.

Los Estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo (PVR), iniciados en 2006,  contemplan los peligros de origen natural climáticos, incendios rurales, deslizamientos y  sismos; así como los peligros de origen tecnológicos  y los  sanitarios. En el 2011 se culminó la primera fase de la ejecución de estos estudios (inundaciones por intensas lluvias, inundaciones por penetraciones costeras y afectaciones por fuertes vientos).  La segunda fase se culminó en 2015 (sequía, incendios en áreas rurales, deslizamientos, sismos, tecnológicos y sanitarios).

La aplicabilidad de estos estudios es diversa, pues sus resultados constituyen herramientas importantes a tener en cuenta en los planes de reducción de desastres y de ordenamiento territorial, los análisis de inversiones, los proyectos y programas económicos y sociales, como información de consulta para la toma de decisiones a nivel de gobierno y sectores, en la educación y la divulgación ambiental. No obstante, debe trabajarse en aumentar el aprovechamiento de estos estudios.

En octubre del año 2007, el CITMA sometió el tema a la consideración del Consejo de Ministros, resultando aprobado un Programa de Enfrentamiento al Cambio Climático, que priorizó la adaptación en los sectores económicos y sociales, enfocada hacia la zona costera y vinculada con la reducción de desastres.

Como resultado de la presentación por el CITMA del macroproyecto “Peligros y Vulnerabilidad Costera (2050-2100)” en el Buró Político/CECM y en el Consejo de Ministros, en febrero del 2011, fueron aprobadas seis Directivas y un Plan de Acción producto de las conclusiones y recomendaciones científico-tecnológicas disponibles hasta ese momento.

Los Lineamientos de la Política Económica y Social recogen también esta problemática. El Lineamiento 133 indica priorizar los estudios encaminados al enfrentamiento al cambio climático y, en general, a la sostenibilidad del desarrollo del país. Por su parte, la implementación de los Lineamientos ha conducido a nuevas políticas sectoriales que se vinculan con las medidas y acciones para el enfrentamiento al cambio climático y la reducción del riesgo de desastres.

En estos momentos, se avanza en la adopción e implementación de las nuevas Directivas para el Enfrentamiento al Cambio Climático (2016/2020), y su Plan de Acción, los cuales ya fueron consideradas en la Comisión Económica Financiera en el mes de febrero y serán sometidas a aprobación del Consejo de Ministros próximamente.

Estas Directivas se complementan con un Plan de Acción, donde los principales organismos involucrados han definido las principales tareas de esta etapa y realizado una primera estimación de los montos financieros necesarios para ejecutarlas.

Para acordar estas Directivas y su Plan de Acción, el CITMA desarrolló un proceso de conciliación a nivel técnico, avalado por los jefes de organismos y entidades nacionales con mayor incidencia en el enfrentamiento y encaminado a:

  1. Sustentar las acciones nacionales con los resultados más recientes de la ciencia y la innovación tecnológica.
  2. Asignar un mayor peso a las políticas sectoriales, en adición a las medidas de enfrentamiento en la zona costera, que se mantienen como prioritarias.
  3. Contribuir al proceso de perfeccionamiento del Sistema de Medio Ambiente.
  4. Identificar las posibles fuentes de financiamiento para el cumplimiento de las Directivas.

Como parte del proceso del trabajo con las Directivas se identificó la necesidad de las normas jurídicas en esta temática, en particular un nuevo Decreto-Ley de Costas, en cuyo Reglamento hoy se trabaja. También se deberá reforzar el papel coordinador del CITMA en la recuperación de playas, proceso en el cual acompaña por el Mintur, GAE, Micons, IPF, otros OACE, OSDE, CAP y CAM.

En el primer semestre del 2016, se han realizado múltiples actividades para avanzar en la implementación de las Directivas, incluyendo presentaciones del CITMA en los Consejos de Dirección de los organismos, encuentros técnicos y chequeo de las inversiones programadas.

En paralelo, y en la esfera internacional, CITMA, en representación del país, firmó el 22 de abril el Acuerdo de Paris, y comienza a preparar hoy el proceso nacional para su ratificación.

No obstante lo avanzado, se requieren esfuerzos aún mayores, en correspondencia con la urgencia de los problemas vinculados al enfrentamiento al cambio climático, ante los cuales los organismos deben dar respuesta con mayor agilidad y eficacia. También deben fortalecer  las capacidades técnicas que tienen comprometidas con estas complejas actividades.

 

  1. METROLOGÍA

El CITMA tiene el mandato estatal de coordinar, proponer, organizar y ejecutar la aplicación de la política estatal en materia de Normalización, Metrología y Calidad, a través de la Oficina Nacional de Normalización (ONN), adscripta al organismo. En este contexto es el principal órgano de Inspección y Supervisión de la Calidad y dirige el Servicio Nacional de Metrología (SENAMET) para el campo de las mediciones  garantizando los patrones, ejerciendo la verificación de los instrumentos de medida y la supervisión. Las empresas y organizaciones de la economía son responsables de asegurar las mediciones que realizan, asumir el mantenimiento y reparación de sus instrumentos; así como desarrollar capacidades de calibración y reparación, ejecutando sus programas de aseguramiento metrológico.

2.1 Principales dificultades que presenta la metrología:

  • La supervisión metrológica que realiza la ONN a nivel nacional arroja un 30% de incumplimiento de los requisitos establecidos en las mediciones y el 70,9% de ellos se concentran en el comercio interior por problemas de  pesas no aptas para el uso y empleo de unidades de medida fuera del Sistema Internacional (SI) lo que impacta de forma  negativa  al comercio y  los consumidores por posibles medidas fraudulentas que adulteran el peso y provocan engaño al consumidor. Las medidas y multas impuestas por el SENAMET  no son suficientes.
  • Limitada y obsoleta infraestructura en equipamiento y patrones de los laboratorios de metrología del SENAMET y de recursos humanos para el aseguramiento y control metrológico del país por lo que no cubre la totalidad de las verificaciones requeridas en el  comercio  de venta de productos alimenticios e industriales , afectando   la protección que  se debe  ejercer en defensa del consumidor.
  • La medición fundamental es el pesaje, con instrumentos que tienen más de 30 años de explotación (82%), se emplea la distribución de líquidos y productos a granel y de unidades de medida que no se corresponden con el Sistema Internacional (SI).

 

  • Principales resultados obtenidos en los últimos años

En el Servicio Nacional de Metrología se inició un proceso inversionista para mejorar su infraestructura en patrones y transporte, lo que permitirá recuperar  progresivamente sus capacidades de verificación y supervisión al comercio  y a la salud  a partir del año 2016. Actualmente se ejecuta una inversión de  unos 300 000 CUC  para pesas y cintas patrones; así como se incluyen calibradores y  materiales de referencia  para  la salud pública. Se dispone de créditos para completar las necesidades del Servicio de Metrología para el período 2016-2020, entre ellas los laboratorios móviles para la metrología.

Se estableció un modelo del Plan y el presupuesto para las inversiones y recursos financieros para el aseguramiento metrológico que es presentado por todos los organismos y los CAP con el propósito de proteger los recursos destinados a la metrología.

Desde la anterior sesión de la ANPP el MINSAP ha fortalecido su atención a la metrología incorporando personal para ello en las unidades asistenciales; así como introduciendo los contenidos de esta especialidad en cuatro carreras de la salud. También inauguraron el Laboratorio Metrológico Central de Salud en La Habana, con una proyección de desarrollo de laboratorios al resto del país y dispone de un programa inversionista para completar los esfigmomanómetros y otros equipos requeridos en el servicio primario de salud.

En el comercio interior se ejecuta el programa de aseguramiento metrológico diseñado para tres años, que incluye la reposición del pesaje, la implantación paulatina del Sistema Internacional, el desarrollo de formatos de productos  pre empacados y de otras actividades que abarcan al sector, según el financiamiento disponible. Se toman medidas para mejorar el medio empleado en el despacho de aceite comestible en la canasta familiar.

En la rama agropecuaria se actualiza el programa de aseguramiento metrológico que incluye la renovación y modernización del pesaje empleado en el programa de acopio y agro mercados, lo cual permitirá controlar la recepción y entrega de los productos agrícolas y un beneficio a los consumidores.

En proceso de aprobación se encuentra la política en Normalización, Metrología, Calidad y Acreditación del país, para lograr la inserción competitiva de bienes y servicios cubanos en los mercados, el desarrollo económico y el bienestar de la sociedad. Como perspectiva se incrementan las capacidades del SENAMET y la ejecución de mediciones más confiables y seguras para la industria. Dicha política también contribuirá a desarrollar la fabricación, reparación, mantenimiento y calibración de instrumentos de medida y de programas para preparación de personal y  divulgación.

 

  • INOCUIDAD[3] DE LOS ALIMENTOS

La Oficina Nacional de Normalización coordina por mandato del gobierno las actividades del Sistema Nacional de Control de Alimentos y ejerce una función regulatoria sobre el cumplimiento de los requisitos de inocuidad y calidad de los alimentos establecidos en la base normativa.

Los problemas de inocuidad que se generan durante el procesamiento o consumo de los alimentos, al no cumplirse con las normas y buenas prácticas establecidas, pueden tener su origen en la importación de materias primas u otras causas que generan niveles de contaminación transmitidos a la cadena alimentaria, y consecuentemente provocan elevadas pérdidas económicas o afectan la disponibilidad de alimentos en el país.

3.1 Principales dificultades en la inocuidad de los alimentos:

  • Se requiere fortalecer la infraestructura para atender la inocuidad en los órganos rectores y el sistema empresarial, así como la vigilancia que ejercen los cuerpos de inspección.
  • Insuficiente planificación en el presupuesto para el mantenimiento de las instalaciones e inversiones destinadas a asegurar la inocuidad de los alimentos.
  • Insuficiente cultura popular y disciplina en los temas de inocuidad alimentaria vinculadas a la cadena productiva o de valor. Esto incluye los proveedores, productores, manipuladores, transportistas, almacenadores y expendedores de alimentos del sector estatal y no estatal que atentan contra la inocuidad y la salud de los consumidores.

 

3.2 Principales resultados obtenidos en los últimos años:

Se estableció un Grupo Nacional para la Inocuidad, donde se analizan sistemáticamente los principales problemas de inocuidad  de los alimentos con todos los factores de la cadena alimentaria y se chequea el cumplimiento de los planes de acción acordados. Se dispone de acuerdos para los productos lácteos, cárnicos, merienda escolar, huevos, silos, piensos.

También se mantiene un fuerte mecanismo de revisión a los principales problemas que afectan la inocuidad de los alimentos a través de la inspección sanitaria del MINSAP, las que ejercen la ONN y otras autoridades con la correspondiente evaluación y fiscalización de los problemas detectados, lo que ha permitido ir corrigiendo los principales problemas por las  entidades y  las  OSDE a través de planes elaborados.

Se ejecutan inversiones por el MINAG, MINAL, MINSAP y otros organismos para la recuperación de los laboratorios de ensayos de los alimentos para disponer de los resultados que permitan conocer su inocuidad y actuar en consecuencia.

Se han iniciado encuentros con los presidentes de CAP en algunos territorios para el análisis y toma de acciones en temas de inocuidad que deben ser generalizados en todo el país por el papel que juegan estas instancias en garantizar la salud de la población.

Se ejecuta una acción de capacitación con 2450 funcionarios y directivos de la cadena alimentaria para elevar la cultura y disminuir los riesgos. Se desarrollan, por los medios de comunicación masiva, acciones de divulgación orientadas por el MINSAP para elevar el alerta y educación a la población.

Se han elaborado más de 500 normas, guías y códigos de buenas prácticas para ser empleadas en el sector de alimentos, las que deberán ser exigidas por los diferentes niveles administrativos y los cuerpos regulatorios.

Se estableció un modelo del Plan dirigido a proteger las inversiones y recursos financieros para  contribuir a lograr la inocuidad de los alimentos que se concilia con la ONN.

Se encuentra en proceso de aprobación la política para la inocuidad de los alimentos dirigida a elevar el bienestar y la calidad de vida de la población; lograr una mayor coordinación de los factores del sistema nacional de control de alimentos y del  completamiento de inversiones, así como programas para continuar elevando la cultura de cuadros y ciudadanos.

 

  1. CONCLUSIONES

Las actividades que acomete el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente son de alta complejidad y carácter transversal, que incide en todos los sectores de la economía y la sociedad, razón por la que se debe continuar trabajando para reforzar las capacidades en las propuestas de políticas, su regulación y control como organismo rector en los ámbitos de su competencia. El éxito en este empeño es posible lograrlo solo con el acompañamiento comprometido de todos los actores de la sociedad, reafirmando el papel que juegan los organismos, las entidades, los trabajadores y la ciudadanía en general y bajo la premisa de que cada cual cumplamos correctamente el rol que nos corresponde para avanzar hacia las metas propuestas.

Un reto fundamental es lograr avances concretos en el mandato reafirmado en el VII Congreso del Partido donde se han identificado, en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, dos ejes estratégicos en los que el CITMA tiene incidencia directa. Ellos son: ¨Potencial humano, ciencia, tecnología e innovación” y ¨Recursos naturales y medio ambiente¨. Además se debe tributar a los restantes 4 ejes y los 11 sectores estratégicos de forma relevante. Todo esto compromete al organismo en la realización de nuevos esfuerzos para lograr el socialismo próspero y sostenible a lo que ha convocado la Dirección del Partido y la Revolución y que el pueblo cubano merece.

 

______________________

[1] Adaptación: ajuste de los sistemas naturales o humanos en respuesta a estímulos climáticos reales o previstos, o sus efectos, que modera el daño o explota las oportunidades beneficiosas.

[2] Degradación de los suelos, afectaciones a la cobertura forestal, la  contaminación, la pérdida de la diversidad biológica y la carencia del agua.

[3] Inocuidad: Los alimentos no producirán daños ni durante su procesamiento, ni durante su consumo.

IX Legislatura

Asamblea Nacional del Poder Popular

Dirección: Paseo del Prado # 422 e/ San José y Dragones
Teléfono: 7 869 4200