Consejos Populares

“(…) No queremos una instancia administrativa, queremos allí una autoridad política y popular, una autoridad política y no una instancia administrativa; pero que aquella autoridad sepa lo que pasa en la peluquería, en la bodega, en todas partes, en todos los servicios, todo lo que ocurre allí”.

“(…) Creo que realmente el Consejo Popular se convierte en el eslabón esencial -yo diría que era el eslabón perdido- de la dirección estatal socialista”.

Fidel Castro

 

El Consejo Popular es un órgano del Poder Popular, local, de carácter representativo, investido de la más alta autoridad para el desempeño de sus funciones. Comprende una demarcación territorial dada, apoya a la Asamblea Municipal del Poder Popular en el ejercicio de sus atribuciones y facilita el mejor conocimiento y atención de las necesidades e intereses de los pobladores de su área de acción.

No constituye una instancia intermedia a los fines de la división política – administrativa y sin disponer de estructuras administrativas subordinadas, ejerce las atribuciones y funciones que le otorgan la Constitución y las leyes, con la participación activa del pueblo en interés de la comunidad y de toda la sociedad; representa a la demarcación donde actúa y es, a la vez, representante de los órganos del Poder Popular municipal, provincial y nacional ante la población, las instituciones y entidades radicadas en ella.

Los primeros Consejos Populares se crearon en 1988, fundamentalmente, en los poblados y zonas rurales importantes o cabeceras de territorios, que dejaron de tener en la nueva División Política y Administrativa la categoría de municipio.

Por Acuerdo del Consejo de Estado de 1º de octubre de 1990, esta experiencia de organización y funcionamiento de los Consejos Populares fue extendida a 93 zonas de Ciudad de La Habana, adecuándola a las características de ciudad. Las ideas y conceptos sobre la implantación de los Consejos Populares fue un largo proceso de análisis y de toma de experiencias, paso muy importante en nuestro proceso de descentralización y participación del pueblo en la adopción de las decisiones estatales.

En el Décimo Período de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular de su Tercera Legislatura, diciembre del año 1991, se autoriza la extensión a todo el país, tanto en zonas rurales como urbanas, la existencia de los Consejos Populares.

La participación popular, en la actividad del Consejo Popular, constituye la vía fundamental para realizar su labor. Ella está presente desde la identificación de los problemas y necesidades y sus posibles soluciones, hasta la adopción de las decisiones, así como en la planificación, desarrollo y evaluación de las principales acciones que se ejecutan en la demarcación.

Promueve la participación masiva de los residentes de la demarcación en la búsqueda de la unidad, el consenso, la identidad y el sentido de pertenencia de los ciudadanos por la comunidad, el territorio y el país. Así como programas de trabajo que involucren a vecinos y sectores específicos, como son los niños, jóvenes, ancianos, amas de casa y otros, en función de sus necesidades e intereses.

 

Documento normativo

Ley Nº 91, de los Consejos Populares

Funciones

a) cumplir y exigir el cumplimiento de la Constitución y demás leyes del país, la política que trazan los órganos superiores del Estado y los mandatos que expresamente le otorguen estos, en el marco de su competencia;

b) contribuir a fortalecer la cohesión entre los delegados que integran el Consejo Popular, respaldar su trabajo y brindarles apoyo;

c) trabajar activamente para que se satisfagan las necesidades asistenciales, económicas, educacionales, culturales y sociales de la población y en la búsqueda de soluciones a los problemas planteados;

d) exigir eficiencia en el desarrollo de las actividades de producción y de servicios a las entidades enclavadas en su área de acción y apoyar, en lo posible, su realización;

e) coordinar, cuando resulte necesario, las acciones de las entidades existentes en su área de acción y promover la cooperación entre ellas;

f) controlar y fiscalizar las actividades de las entidades existentes en la demarcación, independientemente de su nivel de subordinación;

g) promover la participación de la población, de las instituciones y entidades de la demarcación para desarrollar iniciativas que contribuyan a lograr el mayor avance en las tareas que se propongan, así como cohesionar el esfuerzo de todos;

h) coadyuvar en su demarcación, al mejor desarrollo de las tareas de la defensa;

i) contribuir al fortalecimiento de la legalidad socialista y del orden interior, para lo que realiza los análisis que sean necesarios y encauza las soluciones que correspondan;

j) apoyar el trabajo de prevención y atención social;

k) estimular a vecinos, trabajadores, estudiantes, combatientes, instituciones y entidades que se hayan destacado en el cumplimiento de sus deberes sociales, en el aporte a la solución de los problemas de la comunidad, o por haber alcanzado otros méritos;

l) adoptar decisiones en lo que le compete;

m) las demás que le atribuya la ley.

En el XVI Mandato

El país cuenta con 1427 Consejos Populares, de estos 488 urbanos, 381 semiurbanos y 558 en zonas rurales.

PROVINCIA

Pinar del Río             103

Artemisa                       67

La Habana                  105

Mayabeque                   52

Matanzas                     82

Villa Clara                    124

Cienfuegos                    68

Sancti Spíritus              77

Ciego de Ávila              57

Camagüey                   100

Las Tunas                     83

Holguín                        154

Granma                       142

Santiago de Cuba         126

Guantánamo                  77

Isla de la juventud          10

VIII Legislatura

Asamblea Nacional del Poder Popular

Dirección: Calle 42 #2308 entre 23 y 25, CP: 10400 Playa, La Habana, Cuba. Teléfono: 7 203 6445 - 49